Logos

Logos

martes, 15 de febrero de 2011

Equilibrio Vida - Trabajo

Encontrar el equilibrio, significa un propósito en/a sí mismo.
Millones de ejecutivos tienen que lidiar con sus trabajos y sus vidas sin saber como ejercer un equilibrio justo entre ambas; el reto es de tal magnitud que muchos de ellos terminan pagando cientos de horas a terapeutas que les ayuden a comprender el cómo y el porqué ha de procurar ésta meta.

En la cultura occidental muchos le echan la culpa al sistema, otros a las empresas, algunos al estado y muy pocos se detienen a pensar que el responsable de ello no es nadie más que él/ella mismo/a. En efecto, es una cuestión de propósito y voluntad. Propósito porque nadie más que usted tiene el poder de decidir que desea hacer de su existencia y Voluntad porque la más de las veces cedemos ante el "angelito" que nos dice que sin sacrificio nada se obtiene.

Otro de los factores que interviene son las creencias que nos arropan al punto de perder el control de nuestra vida en beneficio de supuestos efectos acumuladores que nos darán "el paraíso" en nuestra etapa dorada, cuando ya el cuerpo realmente no nos sirve para muchas cosas.

Imaginen ustedes mis queridos lectores que, según los entendidos en la materia, hay cuatros aspectos personales que deben ser atendidos: Plano intelectual, plano espiritual, plano físico y plano emocional. Ahora diga con sinceridad si usted no tiene al menos dos de ellos desantendidos; si ha sido capaz de ocuparse de los cuatro, le felicito; si es al contrario tal vez deba hacer un llamado a su conciencia viendo el vídeo a continuación, en el que Nigel Marsh establece un día ideal equilibrado entre el tiempo con la familia, el tiempo personal y el tiempo de trabajo ofreciendo un cierto estímulo conmovedor para lograrlo (para ver los sub-títulos en español, haga click en el enlace "View subtitles" y escoja la opción "spanish").





Para la mayoría de nosotros la verdadera vida es la vida que no llevamos, Oscar Wilde

No hay comentarios.: