Logos

Logos

viernes, 3 de julio de 2009

Motivación (última parte)



Cuarta y última entrega sobre la motivación:
La Auto-Motivación.
Para nadie es secreto que usamos de un 10% a un 25% de nuestro potencial cerebral, si a ésta cifra le restamos el pensamiento "basura" (dictaminado en un 5% como mínimo) es realmente un desperdicio del enorme potencial que como personas tenemos ante el mundo.
Piense detenidamente por un momento, deténgase y esté consigo mismo unos minutos y calcule cuanto tiempo se dedica a pensar en: aquella cuestión material que no tiene, la enfermedad de sutanejo, la frustración que siente por eventos laborales, el programa de televisión de moda, la conversación de ayer en la noche con el novio(a)/esposo(a), la noticia del momento, preocupaciones porque algo saldrá mal (sólo 10% de lo que piense que saldrá mal, efectivamente le sale mal), etc. Esto es pensamiento "basura" porque no le trae nada bueno a su vida.
Luego haga un balance de ese tiempo y cámbielo por: ejercitar su cerebro ó tener únicamente pensamientos positivos: ¡¿Cree usted que le iría mejor?!
El cerebro es como un músculo, si no se ejercita se atrofia (la imagen que adorna ésta entrada es autoría de http://www.gatafitbrain.com/); en la medida que actuamos con la fe puesta en lo positivo y soñamos con un mejor mañana, nuestra mente comienza a deshacerse del pensamiento "basura" y el hábito empieza a formar parte de nosotros.
Dado el primer paso (obtenemos el combustible), entonces hay que actuar de manera tal que cada acto de pensamiento en adelante sea visto desde el ángulo positivo (encendemos el motor), es importante que en ello incluyamos a nuestro entorno familiar ó laboral (colocar los seguros) y respondamos a los demás siempre con una sonrisa (asegurar los cinturones). Levantarse en la mañana y ver al espejo para admirar el milagro de la vida (colocar la marcha) nos permitirá darnos cuenta que la auto-motivación podría estar presente siempre que lo decidamos (acelerar) y si ello no es así (frenar) es porque lo deseamos de ese modo.
Habrá días en que pensamos que el mundo se cae (poner retroceso) ó creemos que somos víctimas de las circunstancias (apagar el vehículo), aún así nos gusta usar una analogía: En los polos de la tierra, por efecto de la oblicuidad solar, las noches duran seis meses; sin embargo, por muy larga que sea una noche, el sol siempre va a salir (auto - motivación).
"Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles" - Bertolt Brecht
Links relacionados:
Motivación (Primera parte)
Motivación (Segunda parte)
Motivación (Tercera parte) 

No hay comentarios.: