Logos

Logos

lunes, 22 de junio de 2009

Liderazgo (3ra parte)


Tercera entrega sobre el liderazgo, el camino retador del líder:

De gerente a líder.

Como vimos en la primera entrega, el líder da forma al ejercicio del liderazgo convencido que está llamado a liderar, asumiendo esto podemos asegurar una guía o plan que nos ayude a convertirnos en líder:

  1. Decidir: ¿estamos comprometidos con nosotros mismos?; hay que decidir si queremos ser líderes, existe una máxima de los derechos del ser: "nadie puede ser obligado a ser quien no desea ser", entonces es lógico deducir que para llevar a feliz término éste plan la actitud es: quiero el compromiso.

  2. Balance: hay que hacer un inventario personal de cualidades para establecer el plan, la honestidad consigo mismo es clave en este punto, ¿cómo puede ir a la guerra si no sabe con que armas cuenta?, si se engaña a usted mismo ¿gana o pierde?; es necesario entonces estar SOLOS y escribir con que se cuenta (las competencias necesarias las vimos en la segunda entrega) y cuales son nuestras oportunidades de crecimiento.

  3. Programar: cada cualidad tiene una metodología de desarrollo, por ejemplo: si desea estimular la imaginación haga gimnasia mental media hora, todos los días, durante dos semanas, luego practique por el resto de su vida al menos cuatro veces por semana; si quiere poder enseñar técnicas de persuasión a su equipo de ventas es muy probable que usted las sepa de manera natural, pero eso no es suficiente, leer le permitirá obtener un marco teórico que le ayudará anclar los conocimientos en sus colaboradores. Cada cualidad le exigira un espacio en su programación, y serán sólo aquellas que necesita desarrollar como resultado del inventario que hizo.

  4. Evaluación: los resultados del programa puede obtenerlos de tres maneras: pídale a aquella persona que considera su líder que le sirva de tutor, cuéntele su programa y que le evalúe sus avances; haga introspección, busque una hora a la semana para conseguirse consigo mismo y desarrolle un sentido auto-crítico; hable con sus colaboradores y chequee con ellos cuál de sus acciones les llama la atención y cuáles podrían ser mejoradas.

  5. Corrija y consolide: aquella cualidad que no tenga resultados satisfactorios, tiene que tener un modo diferente de poder anclarse en usted, cambie el rumbo y use una metodología diferente; vuelva a evaluar y no desespere; alguna de ellas puede que sencillamente no forme parte de sus creencias y eso no significa que no pueda cultivar las demás.

El tiempo se vuelve algo intangible cuando queremos convertirnos en líderes, usted percibirá cambios en su foma de actuar y, más importate aún, su entorno se lo hará saber de cualquier manera:

el líder es aquel que habiendo dictado las formas, escucha de su equipo un grito que dice: "NOSOTROS LO HICIMOS" - Leo Tzu


No hay comentarios.: